martes, 3 de febrero de 2009

Al césar lo que es del César


Hace unos dias tuve una conversación con un compañero que me dejó, cuanto menos perpleja. Es un chico he de decir que bastante inteligente, que conozco desde hace tiempo y que no se que pensará cuando vea lo que escribo aquí...


La "discusión" fué acerca de la campaña llevada a cabo por la "Unión de Ateos y librepensadores", y el cabreo de mi interlocutor, venía por la inclusión de dicha campaña en los autobuses de la EMT, y con ello, cuestionaba al equipo de gobierno y al propio alcalde, del que decía "debe ser cristiano antes que alcalde". Craso error. Yo, que me digo agnóstica en facebook, tuenti, o allí donde esté mi perfil, resulta que soy atea perdida, y nunca me ha molestado que la Iglesia hiciera campaña, por ejemplo, para recordar a la gente que marcara la casilla de la Iglesia católica en su declaración de la Renta, sobre todo, porque creo que la base del respeto a tus propias ideas radica en respetar tu las de los demás, por muy equivocadas y faltas de sentido que te parezcan. Y el alcalde, como toda persona que se dedique a la actividad pública, debe ser ante todo un representante de todos. Por eso aplaudo la decisión de incluir ésta campaña en los autobuses malagueños.


Me comentaba mi amigo que algunos compañeros suyos estaban tan indignados que iban a comenzar una contracampaña. La frasecita de la discordia es : "Dios probablemente no existe, deja de preocuparte y disfruta de la vida".


A mi lo que me da mucho que pensar es que se está haciendo mal, para que un colectivo de personas jóvenes se sienta atacado por ésta campaña y ésta frase, que es, en mi opinión, una de las más respetuosas que se han hecho jamás de entre las poquitas dedicadas a la libertad religiosa y de conciencia. Manía persecutoria lo llamaría yo...


¿Que deberíamos pensar entonces muchos de la Iglesia, que tantas trabas ha puesto siempre para conceder la apostasía?, ¿Que deberiamos pensar cuando Rouco Varela habla de "falta de valores" en la juventud, por lo que el considera una promiscuidad excesiva de los jóvenes, a la que yo llamaría, sencillamente libertad...?¿Quien es la ni Iglesia ni Rouco para decir que mi generación no tiene valores?


¿Quienes creen que son, para querer, por ejemplo, influir en las decisiones de las Cortes, como en aquel asunto de los matrimonios homosexuales,hasta el punto de amenazar con la excomunión a los diputados que votasen a favor? No hay que olvidar que al margen de su confesión religiosa individual, los políticos tienen la obligación de procurar las mejores condiciones de libertad para todos, profesen lo que profesen y sean de la condición que sean.




Particularmente, respeto profundamente a quienes profesan su fé sin pretender que el resto del mundo pase por el aro, y me enorgullezco de vivir en una ciudad gobernada por personas conscientes de que, al margen de sus convicciones, el resto de los ciudadanos pueden tener las suyas y además ponen los medios para que cada uno pueda vivir según sus propios planteamientos. Y dirá alguno que los católicos son mayoría...pues bien: ¿Por qué gobernar para la mayoría cuando se puede gobernar para todos?










4 comentarios:

Noelia dijo...

Hola Rocío, completamente de acuerdo contigo.

Un abrazo.

Íngolo dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. No añadiría ni una coma más porque lo expresas perfectamente. Así que "amén" :)

Andrés dijo...

Señorita Chamorro está usted en todos lados.¿¿¿¿¿¿¿¿ Que hacía en mi pueblo ésta mañana???????
Chamorro control que te echan del PP ;)
Besos y muy buen comentario.

Rocío Chamorro Franco dijo...

¡Hola ANdrés! Por qué iban a echarme??? Precisamente estoy apoyando una iniciativa del Partido Popular en Málaga. Y estábamos repartiendo propaganda de la manifestación del día 15 por el empleo, que espero verte. Un besazo!!